domingo, noviembre 30, 2008

De: mis espacios de consuelo

… nadie podía alcanzarle por mayor esfuerzo que hiciera en la audacia de las metáforas, en la perfección de la métrica, en la claridad de los conceptos, en la sinceridad de los sentimientos y en esa elegante, deliberada, prescindencia de los tópicos para usar sus propios e inolvidables recursos, dándole a cada palabra un valor expresivo hasta entonces desconocido y a cada situación una impresión tal de autenticidad que sus contendores no podían menos que quedarse boquiabiertos, con las caras más negras que un cielo de tormenta por la rabia que los comía presos de una envidia que a la larga tenían que tragarse, convencidos como estaban de que él, el Invencionero, era algo distinto, elevado, angélico, definitivamente celestial.
Y es que cuando este gran poeta comenzaba a improvisar sus versos, las imágenes adquirían corporeidad física y una primordial sensación de belleza, flagrante, real, presente, se adueñaba de los circunstantes, una belleza que se le metía a uno por los sentidos y le inundaba el entendimiento y le acariciaba el cuerpo todo como un aura suave y bienhechora, como una tibia emanación.

Provoca crearse un espacio de consuelo, en la belleza compartida con los vivos y con los que ya no están aquí , una capa finita que le aisle a uno de la realidad cada vez más hosca, grotesca y mezquina que nos rodea.

A ver, si alguien adivina ?quién es autor de este texto? (tiene una chuleta) . Se los quiere

lunes, noviembre 24, 2008

Vuelvo a lo mío: compartir buena lectura.

Últimamente quedé encantada con dos libros de escritoras venezolanas, ambos editados por bid&co.editor, y ambos, una verdadera fiesta de lectura. Dos perlas de nuestra narrativa que nada tienen que envidiar a la universal.

Vade Retro de Miriam Marinoni no es una novela nueva: fue finalista del premio Planeta en 2001. El libro me lo regalaron y fue toda una sorpresa, porque no entiendo como una obra de esa calidad haya pasado casi inadvertida. Es una buenísima novela en la que dos vidas, entretejidas con muchas otras, la de un hacendado alemán y un cura español se cruzan en la tierra venezolana. Una historia de personajes muy fuertes y situaciones de despiadado realismo, vuelto pura poesía por obra del lenguaje. Me encanta esa narrativa que mezcla en cada frase descripciones y diálogos, pasando del directo al indirecto con ritmo y música propia.

El segundo libro de la misma editorial lo compré por el texto de contraportada y algunas frases al abrir una página cualquiera, y sobre todo por ese impulso indefinido que te atrae a comprar un libro y no otro. Se trata de En lugar del corazón, un conjunto de cuentos de Silda Cordoliani, a quien conocí brevemente en Ediciones B el año pasado, y no sabía que escribía, mucho menos cuentos tan magníficos. Son muy a mi gusto, siempre impregnados de misterio que acecha en situaciones de apariencia cotidianas, historias de amor y amistad, y una belleza en cada línea. Una narrativa que deleita y sorprende.
Hoy me entero que habrá un bautizo del libro el sábado 29: lo recomiendo. También el de Miriam, si se consigue todavía.

domingo, noviembre 16, 2008

Poliscopia 2008

Hola, les bajé este video en donde sale mi hija Ana Beatriz (la violinista) tocando con una banda en un festival en Barcelona España. Me disculpan el orgullo de "mamá". Espero que lo disfruten.

video

lunes, noviembre 10, 2008

fotos

Oye, José esas fotos que salen en El Nacional hoy son las tuyas? Son una belleza.

Saludos, Néstor

lunes, noviembre 03, 2008

Re-visiones

¿Puede una imagen tener diferentes lecturas? ¿Puede inspirar una historia a quien la observe? Buscando mostrar la potencia de una imagen como disparador de otras imágenes y la posibilidad de alterar aquello que se creía detenido en el tiempo, se presenta Re-visiones, una muestra de fotografías de José Ramírez intervenidas por Cynthia Bustillos. Se exhibe en El paredón de Photomatón, a partir del 6 de noviembre a las 7:00 de la noche.


“Siempre que discutimos fotografías se nos vienen a la mente historias, interpretaciones sobre lo que está sucediendo en la imagen. Con Cynthia Bustillos no fue una excepción, ella me comentaba lo que se imaginaba al ver mis fotos y un día le propuse que ilustrara lo que se imaginaba”, cuenta José Ramírez quien, de esta manera, decidió desarrollar Re-visiones.

Este proyecto de intercambio de visiones presenta una selección de 24 fotografías en blanco y negro, en formato 12 x 21, que fueron intervenidas por Cynthia Bustillos directamente sobre el papel usando “guache” a color. “Apostamos al proceso que instintivamente ocurre en el cerebro al observar una imagen fotográfica, en el que completamos la historia que ésta nos sugiere. Queremos mostrar la potencia de una imagen como disparador de otras imágenes”.


La serie fotográfica, realizada en Nueva York y Caracas, no fue concebida pensando en su posterior modificación; lo que se observa en Re-visiones es el resultado de un largo proceso de experimentación con diferentes formatos, tipos de papel y tintas. Para Ramírez, este es un punto importante porque “a pesar de que se pueden generar otras copias y tratar de intervenirlas igual, son piezas únicas. Este es un rasgo interesante, ya que uno de los debates más largos en la historia de la fotografía es sobre la valoración artística de algo que es fácilmente reproducible; este tipo de intervención rompe con eso”.

José Ramírez es consultor de empresas, escritor y fotógrafo. Está vinculado a Roberto Mata Taller de Fotografía desde el año 2006, cuando decidió formalizar su formación como fotógrafo. Sus trabajos han sido expuestos en el Salón Juan Lovera de los años 2007 y 2008, Salón de arte de Baruta 2007 y Salón Nacional de arte de Aragua 2008.Cynthia Bustillos es artista plástico e ilustradora de libros infantiles, estudió arte en el Instituto Armando Reverón, y ha trabajado proyectos de restauración de obras de arte. El libro infantil Abecedario temerario (Camelia Ediciones) fue nominado a la Lista de Honor IBBY 2008 por las ilustraciones realizadas por Bustillos y fue ganador en Los Mejores Libros para Niños y Jóvenes del Banco del Libro; también ilustró Horripilón tiene miedo (Alfaguara).


Photomatón no es sólo una tienda fotográfica especializada donde se puede conseguir materiales, equipos, publicaciones y todo lo que necesiten profesionales y estudiantes, también es un espacio para difundir la fotografía nacional, gracias a su inusual galería, El Paredón. Cada mes se inaugura una nueva muestra y quienes lo deseen, pueden adquirir las imágenes presentadas. Laura Morales Balza, Carmen Lucien y Gabriella Di Stefano son algunos de los artistas que han pasado por esta pared.

Re-visiones, fotografías de José Ramírez intervenidas por Cynthia Bustillos

Fecha de inicio: 6 de noviembre de 2008
Hora: 7:00 PM
Fecha de cierre: 1 de diciembre de 2008
Horario: Lunes a viernes, de 9:00 AM a 6:00 PM. Sábados de 10:00 AM a 2:00 PM. Lugar: Photomatón, Avenida Andrés Bello, entre tercera y cuarta transversal, Edif. Mansión Estoril, Los Palos Grandes, VenezuelaTel. (58)(212) 285.0454





Fuente: Mílitza Zúpan